..PSSST...passa..entra..

Pssst...passa (entra) no et quedis a la porta. Deixa-la mig oberta, però...per quan vulguis sortir (i no la tanquis tampoc) per si vols tornar a entrar. Estaré per ací...dibuixant finestres (pintant emocions) en aquest KALI-doscopi de sensacions...d'intensa KALI-grafia (de silencis visuals) ..Només escolta les paraules (que venen i van) ..radiografia d'un temps...radiografia d'un instant...atrapat al vol...

viernes, 11 de mayo de 2012

UNA HISTORIA...cotidiana...


Al final del camino...
...hay una casa...

En realidad...
no está al final.
Pero hay una casa.
La cual es el final...
para mí.

El final...
que elegí darle
a mi camino.

Cada día...
sin falta...
tenemos una cita.

La casa y yo.

Cabe decir...
que hay días
de todo tipo...

Días soleados...
y alegres
de brisa dulce...
cálida y dorada..
en que ando presurosa
por llegar...

para explicarle...
con voz muda
aquello...
que me sonríe
las entrañas.

Generalmente...
la casa...
no articula palabra
ni gesto alguno...
al saber
de mi cotidianedad hermosa...

pero emite...
un ligero crujir
de sus recias paredes...

que yo acepto...
por respuesta
en nuestro diálogo interno...

que quizás debiera ser...
subtitulado por el viento...

O quizás no.
Ya que si así fuera...
probablemente
le restaría encanto.

Y también probablemente...
si así fuera...
si el viento
nos subtitulara los pensamientos...

no nos esforzaríamos tanto...
por escucharnos...
la una...a la otra.

Hay otros días...
brumosos...
borrascosos...
y de cielo encapotado...

de llovizna cansina...
e impertinente
que espero con ansia...
llegar a mi cita...

A la cita que tengo y sé...
cada día con la casa...

por qué justo cuando...
resoplando
y con el aliento a medias...
entreveo
su entrañable esqueleto...
de barro
recortando el horizonte...

siento que me acoje...
como una madre amorosa
en su regazo...

Recordándome en silencio...
y sin subtítulo alguno
por parte del viento...

el cual actúa siempre...
como mero espectador neutral...

los secretos...
que con palabras mudas...
le conté
que me sonreían las entrañas...

...en los los días soleados...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada